Ça suffit!

Ir abajo

Ça suffit!

Mensaje  Jesus 90 el Mar Jun 12, 2012 2:03 pm

¡Saludos, gente! ¡Ya esta bien, hostias! Ya tenia ganas de soltar esto, porque ya estoy más que harto del deporte nacional de los franceses. Y no, no me estoy refiriendo al futbol o al rugby, sino a su deporte nacional últimamente: Poner en duda sin pruebas y de manera gratuita cualquier éxito que consigan los deportistas españoles. Por poner en duda, son más que capaces de poner en duda un triunfo español en el campeonato europeo de mus (si existiera).

Mas o menos desde que comenzó la era dorada del deporte español, allá por 2005, desde el otro lado de los Pirineos siempre se han lanzado veladas acusaciones dudando de la limpieza de los triunfos españoles, siendo las mas serias las lanzadas por el diario “Le Monde” contra algunos equipos españoles de las cuales el periódico salió escaldado, pero desde febrero de este año, han lanzado una campaña de desprestigio sin cuartel contra cualquier deportista español que haya cosechado éxitos. Y su cabeza de turco fue Alberto Contador.

El ciclista de Pinto fue, desde que salto su positivo por clembuterol en 2010 (un positivo de risa, porque era completamente imposible obtener beneficio alguno con la cantidad detectada) la presa mayor para la prensa francesa, que inicio una campaña contra el ciclista. Y en cuanto a la presunción de inocencia, la cogieron y la tiraron directamente a la basura. Para ellos, Contador fue declarado culpable de forma automática, casi sin derecho a defenderse.

Al ser el único deportista aparentemente enfangado, fue el principal blanco de las acusaciones, pero de otro del que no se olvidaron fue de Rafa Nadal, que con la salvedad de 2009, ha reinado de forma dictatorial en Roland Garros desde 2005. Pero todo cambio el 6 de febrero de 2012.

En ese día infame para el ciclismo, el TAS, a pesar de que en su sentencia decía que no había pruebas suficientes para decidir si era o no un dopaje en el sentido literal de la palabra, sanciono a Alberto con dos años de suspensión, de los que solo cumplirá seis meses. Es decir, lo condenaron sin pruebas, cogiendo la presunción de inocencia y limpiándose el culo con ella. Y para rematar el despropósito, le quitaron el Tour de 2010 y el Giro de Italia de 2011 (títulos que, en mi opinión, y a tenor de lo dicho mas arriba, le han sido robados vilmente por la UCI, que quería fuera de circulación a Contador a cualquier precio) Con esa pseudocondena, los franceses vieron el cielo abierto para abrir fuego contra todo deportista español que se moviera.

Y apenas tardaron un día en ponerse manos a la obra. Y el blanco fue el que, una vez habían logrado quitarse de encima a Contador, se había convertido en el Gran Satán para Francia: Rafa Nadal. El programa de ¿humor? “Les gignols de l’info” (El precursor de las Noticias del Guiñol en España) de Canal + Francia tardaron solo 36 horas en lanzar la primera piedra contra Nadal con un sketch de dudoso gusto en el que poniendo a Nadal meando en el deposito de su coche, daban a entender al final del sketch que los españoles “no ganaban por casualidad”.

Y como por lo visto, no habían hecho suficiente sangre, al día siguiente decidieron lanzar doble ración. En la primera tanda cargaron contra su blanco favorito, Contador, y en la segunda ronda ya lanzaron el ataque frontal contra Gasol, Casillas y Nadal en otro sketch en el que los tres firmaban una carta de apoyo a Contador con jeringuillas, siendo la de Nadal la más grande de lejos.

Como la otra vez, no fue suficiente burla para ellos, porque al día siguiente, 9 de febrero, volvieron a la carga con otro sketch en el que su cuarteto de dianas, cantaba una versión del “Que viva España” en la que Gasol decía “Soy el rey de la EPO” Esa tanda de sketches de muy mal gusto me dejaron, por decirlo de forma suave, con las pelotas bien hinchadas.

A la semana siguiente, se olvidaron de los deportistas para atacar al ministro de Educación, Cultura y Deportes, insinuando que tomaba cocaína. Vale, Jose Ignacio Wert no es precisamente santo de mi devoción, pero una cosa es atacar a un deportista y otra muy distinta decir que el ministro de un país se droga.

Y la última andanada llego casualmente cuando daba comienzo Roland Garros, convirtiendo por obra y gracia de un brebaje mágico a Rafa Nadal en King Kong. Aparte del tenista, aparecían los blancos habituales: Casillas y Gasol. Esta ha sido la última acusación directa o indirecta de dopaje… de momento.

Para mi, si hay algo en lo que Francia da positivo es en ENVIDIA, ya que desde hace ya bastante tiempo, ganan poco y lo que ganan, por casualidad. En su torneo de tenis, Roland Garros, para encontrar al último francés que llego a la final hay que irse hasta Henri Leconte en 1988, y hay que sumar cinco años más para ver al ultimo ganador francés en la tierra batida de Paris, Yannick Noah en 1983. Desde entonces, no se han comido una mierda. Mientras tanto, España ha conquistado 12 en los últimos 20 años, siete de ellos para Rafa Nadal, que desde ayer, es el que más veces ha ganado en Paris.

Y en cuanto a su gran certamen nacional, el Tour de Francia, desde que Richard Virenque lo lograra en 1997, Francia no ha vuelto a colocar a un ciclista suyo entre los tres primeros. Y para ver la última vez que la Marsellesa sonó en los Campos Eliseos, hay que remontarse a 1985, cuando Bernard Hinault gano su quinto y ultimo Tour. Tras eso, comenzó el desierto para Francia. Es decir, que en su gran evento deportivo por antonomasia, los franceses llevan casi 30 años en blanco. Y en cuanto a las otras dos grandes vueltas, no ganan el Giro de Italia desde 1989. Y en la Vuelta a España, hay que remontarse a 1995 para ver la última vez que la bandera francesa estuvo en lo alto.

En cuanto a los deportes de motor, en Formula 1 no se han comido una rosca desde que Alain Prost gano su cuarto mundial antes de retirarse. Y desde Monaco 1996 no han vuelto a ganar una carrera. Y en motociclismo, todo su palmares se glosa en tan solo cinco campeonatos del mundo: Ni uno en la categoría reina, 2 en 250cc (Christian Sarron en 1984 y Olivier Jacque en 2000) 2 en 125cc (Arnaud Vincent en 2002 y Mike di Meglio en 2008) y finalmente, uno en 750cc (Patrick Pons en 1979)

En lo referente a futbol, su palmares tampoco es que sea excesivamente destacable: El Mundial de 1998 y las Eurocopas de 1984 y 2000. Pero últimamente, la actuación de su selección ha sido mas mala que buena. En el Mundial de Corea y Japón se fueron a casa en primera fase sin ver portería. En 2004, al menos llegaron a cuartos de final en la Eurocopa, pero Grecia los mando para casa. En 2006 llegaron a la final del Mundial ante Italia, pero perdieron. Y ahí comenzó el hundimiento. En la Eurocopa de 2008 se fueron a casa en primera fase y en Sudáfrica 2010, tres cuartos de lo mismo y dando una imagen calamitosa. Y en tema de clubes, mejor ni hablamos, porque títulos internacionales, solo uno: La Liga de Campeones 1992/1993 que logro el Olympique de Marsella. La ultima vez que un equipo francés llego a la final, el que les privo de la gloria fue el Valencia en la final de la Copa de la UEFA 2003/2004.

Y en baloncesto, mejor ni hablamos, porque llevan dos décadas sin comerse una rosca, desde que el CSP Limoges gano la Euroliga. Y a nivel de selecciones, lo mas destacable que tiene Francia son dos segundos puestos en el Eurobasket (Egipto 1949 y Lituania 2011, derrotados en la final por Egipto y España respectivamente) y en el Mundobasket, lo mejor que han logrado es un cuarto puesto en Brasil 1954. ¿Y España? En ambas competiciones internacionales ha destacado al menos una vez en los últimos años: En el Eurobasket es el vigente campeón (y el primero en repetir entorchado de manera consecutiva desde Yugoslavia en 1995 y 1997) y ha estado presente entre los cuatro primeros de manera ininterrumpida desde Francia 1999. Y en el Mundobasket, logro el campeonato en 2006.

¿Mi conclusión? Pues que los constantes y gratuitos ataques franceses hacia nuestros deportistas se debe a la envidia por ser una banda de fracasados, porque mientras que en los últimos años, la Ñ y la rojigualda han dominado el orbe deportivo, los franceses, salvo en algunas ocasiones, no se han comido ni los mocos.

Y quiero despedirme con una frase que a buen seguro ha provocado, provoca y provocara más de un sarpullido al norte de los Pirineos.

Hola, soy español… ¿A que quieres que te gane?
Salut, je suis espagnol… voulez-vous que je gagne?


He dicho
avatar
Jesus 90
TheTurkishEuropeanCronist.

Masculino
Cantidad de envíos : 4043
Edad : 28
Localización : Aqui, pero no aqui
Empleo /Ocio : Tocapelotas oficial de la FIA
Humor : Eso depende de las estupideces de la maFIA
Fecha de inscripción : 25/08/2008

Ver perfil de usuario http://laformula1yyo.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.