De Perry McCarthy y su paso por Andrea Moda

Ir abajo

De Perry McCarthy y su paso por Andrea Moda

Mensaje  Jesus 90 el Sáb Jun 16, 2012 10:57 am

¡Saludos, gente! De todos es sabida la odisea por la que paso Fernando Alonso en McPiratas hace cinco años. Por culpa de la ceguera nacionalista de Ron Dennis, dispuesto prácticamente a todo con tal de que su protegido, Lewis Hamilton, fuera campeón en 2007, McPiratas entro en una guerra civil que acabo de la peor manera posible: Perdiendo un campeonato de pilotos que tenían prácticamente atado en la ultima carrera. Harto de aquello, Fernando salió de McPiratas a la carrera. Pero el infierno que paso Fernando en McPiratas es un paseo por el parque comparado con el que Andrea Moda le hizo pasar a Perry McCarthy.

De Andrea Moda no hay nada que no se haya dicho ya en este blog. Pero en honor a la verdad, a pesar del ambiente guerracivilista que había en McPiratas en 2007, el equipo de Woking era un claustro de Oxford al lado de ese camarote de los Hermanos Marx que era Andrea Moda. Ese ¿equipo? es de lejos el más irresponsable de la historia de la Formula 1.

Ni el gran Groucho Marx en la más disparatada y genial de sus películas habría sido capaz de imitar el surrealismo en el que Andrea Moda vivió día si, día también. Pero la historia de Perry McCarthy parece sacada directamente de una película de terror. Tras una carrera en la que Andrea Moda no pudo correr por asuntos deportivos y otra en la que Andrea Sassetti decidió que para pasarse por el circuito para saludar y quedarse mirando, mejor no iban, sus dos pilotos, Alex Caffi y Enrico Bertaggia criticaron a Sassetti, el cual apenas tardo en ponerles de patitas en la calle. Los desafortunados que ocuparían los asientos que dejaron libres fueron Roberto Moreno y Perry McCarthy.

Roberto Moreno fue campeón de la Formula 3000 en 1988 y entre 1989 y 1991 había sido piloto de varios equipos de nivel medio-bajo de Formula 1, pero el curriculum de Perry McCarthy era prácticamente inexistente, siendo lo mas destacable haber sido piloto de pruebas de Footwork.

Para Roberto Moreno, era un paso atrás tras pasar buena parte de la temporada pasada en Benetton, pero para McCarthy era el debut en el Gran Circo… pero a la larga seguramente acabo arrepintiendose de haber fichado por Andrea Moda. Si creéis que lo que le hicieron a Fernando en McPiratas durante la temporada 2007 fueron jodiendas de primer orden, es porque aun no conocéis lo que le hicieron a Perry en ese manicomio, autenticas hijoputadas que dejan las perrerías que sufrió el piloto asturiano en simples travesuras. En lo referente a ese trastajo llamado coche, Perry ya fue avisado por Roberto Moreno: “No esperes nada de este coche”

La primera en la frente, como quien dice. Su primera carrera debería haber sido en Brasil. Como si de una maldición vudú se tratara, la FIA le quito la superlicencia en el mismo circuito de Interlagos, para shock mayúsculo de Perry. Pero de todas formas no habría corrido, porque el equipo solo tenía un coche en condiciones. Sobra decir que McCarthy removió tierra, mar y aire para recuperara la superlicencia.

En el periodo de casi un mes que transcurrió entre esa carrera y la siguiente, el GP de España, Bertaggia volvió arrastrándose ante Sassetti con un patrocinador de un millón de dólares. Parecía que la carrera del británico iba a concluir sin comenzar, pero la FIA le dio un aviso a Sassetti: No más cambios de piloto, que ya los había agotado. Desde ese momento, la palabra infierno se quedaría cortísima para resumir lo que paso Perry en ese equipo.

Si lo ocurrido en Brasil fue surrealista, lo acontecido en Montmelo directamente fue kafkiano. En esos años con tantos equipos (1992) los pilotos de los equipos mas lentos tenían que llevar a cabo una sesión de preclasificación para ver cuales pasaban a la clasificación propiamente dicha y por tanto, corrían el domingo. Pues bien, Perry se despertó en su hotel de mala muerte cuando quedaba escasamente media hora para que comenzara la preclasificación (que se celebraba a las ocho de la mañana) Cuando estaba al borde de la locura, apareció el hermano de Sassetti, que volvía cocido previa noche de juerga, dicho quede. Con su ayuda, Perry llego a tiempo al circuito. Pero para lo que le sirvió, casi habría sido mejor haberse quedado en el hotel. ¿Qué paso? Pues que el motor estallo apenas salió de la calle de boxes.

En San Marino, nuevamente no paso la preclasificación, pero a pocos se le escapaba que lo único que mantenía a Perry en Andrea Moda era que el reglamento, porque por no usarlo, no le usaban ni para probar cualquier pieza nueva. Es más, lo que hacían con él era tenerle casi toda la preclasificación en el box hasta que faltaran solo unos minutos. Y esos pocos minutos, McCarthy los usaba para dar autenticas vueltas suicidas. Sin ir mas lejos, en Mónaco, Perry llego a reconocer que antes de tomar algunas curvas, no tenia ni idea sobre si la curva era a derechas o a izquierda.

En Canadá, sin los motores Judd, lograron alquilarle uno a Brabham, pero para Roberto Moreno, por supuesto, así que Perry esta vez ni se subió al coche. Y para Francia, Andrea Moda ni llego al circuito debido a una huelga de camioneros. Y la casualidad quiso que el único equipo que no llego a Magny Cours fuera Andrea Moda. Y en Gran Bretaña tuvo lugar uno de esos episodios dignos de Kafka. Ni ante su gente tuvo Sassetti un detalle con Perry: La preclasificación se inicio en mojado y Roberto Moreno (que no tiene ninguna culpa en toda esta serie de perrerías, bastante tenia con lidiar con ese trastajo) uso los neumáticos de mojado. Pues cuando la pista se seco, Perry pudo salir… pero los muy insensatos le colocaron los mismos compuestos para mojado que había usado antes Moreno. Afortunadamente, el embrague se rompió y no pudo más que dar una vuelta, lo mismo que en Alemania.

En Hungría, siguiendo su táctica de putear a Perry todo lo posible y mucho mas, Sassetti hizo que saliera cuando quedaba menos de un minuto para que acabara la sesión. La situación ya era insostenible y Arrows salió en ayuda de su antiguo piloto de pruebas ofreciéndole nuevamente ese puesto, pero antes necesitaba el permiso de Sassetti. Pero cuando Perry fue a pedírselo, el jefe se partió de risa y solo le falto hacerle la peseta. Por supuesto, la FIA se había dado cuenta de esto y le dio otro aviso acerca del trato que recibía Perry, pero si lo recibió, Sassetti se limito a dar el “enterado” pero en la practica, ese aviso le entro por un oído y le salió por el otro.

Pero el summum llego en el GP de Bélgica. En esa carrera, paso lo de siempre, a McCarthy le dejaron salir cuando faltaban solo unos cinco o diez minutos. Y en su segunda vuelta, debio notar que algo iba mal, porque decidio levantar el pie. Y menos mal que lo hizo, porque justamente en Eau Rouge, la dirección le traiciono, por lo que de haber tomado la curva a toda hostia, habría quedado mas plano que el papel barba. El volantazo que pego para evitar una hostia antologica fue igual o aun mas antológico. Pero lo peor llego cuando fue a ver a Sassetti, que admitió que esa dirección estaba jodida y que se la pusieron a el. La conversación fue esta (Las palabras de Sassetti en cursiva):

- Creo que la dirección flexa…
- Si, ya lo se.
- ¡¡¿Qué ya lo sabias?!!
- Si, la habíamos probado en el coche de Roberto la pasada semana, y vimos el problema entonces.
- Y, por supuesto, la pusisteis en mi coche…
- Exactamente.

Se mire como se mire, eso de poner una pieza defectuosa a sabiendas de que era defectuosa roza la calificación de homicidio imprudente en grado de tentativa. Afortunadamente para Perry, la de Bélgica fue la última carrera del año, porque mientras aun estaba recomponiéndose del susto, y como remate final al esperpento que era ese equipo, Andrea Sassetti es detenido en el mismísimo paddock por la policía belga, acusado de fraude. Ese fue el momento en el que Bernie movió los hilos necesarios para quitarse de encima a esa cuadrilla de mataos. A pesar de que llevaron los camiones a Monza, los responsables del circuito les dijeron que ahí ya no entraban. Ese fue el fin de Andrea Moda, y a buen seguro que el bueno de Perry fue uno de los que mas agradeció la intervención del supremo de la Formula 1. De hecho, dicen las malas lenguas que fue el propio Perry quien denuncio a Sassetti tras esa verdadera perrería.

En condiciones normales, cualquier piloto hubiera procurado echar la mayor cantidad de tierra posible en todo lo referente a un episodio tan oscuro de su carrera deportiva para que quedara olvidado cuanto antes, pero eso no se aplicó a Perry McCarthy, que hablo de sus aventuras, o mas bien desventuras en un equipo que rozaba lo escatológico en un libro que todavía podéis encontrar en Amazon. Por si acaso os interesa conocer de primera mano los episodios mas surrealistas de la surrealista y breve existencia de Andrea Moda, ahí va el nombre del libro en cuestion: “Flat Out, Flat Broke. Formula 1 the Hard Way”

¡La próxima vez mas, pero no mejor, porque eso es imposible!

Quemar después de leer
avatar
Jesus 90
TheTurkishEuropeanCronist.

Masculino
Cantidad de envíos : 4043
Edad : 28
Localización : Aqui, pero no aqui
Empleo /Ocio : Tocapelotas oficial de la FIA
Humor : Eso depende de las estupideces de la maFIA
Fecha de inscripción : 25/08/2008

Ver perfil de usuario http://laformula1yyo.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.